Siete rincones que me enamoraron de Asturias

Siete rincones que me enamoraron de Asturias

Publicidad

Asturias está hoy de celebración y no solo hoy, sino que todo 2018 es muy especial para la comunidad. Como pequeño homenaje a los rincones más bellos de Asturias en el día del Principado, os dejamos estas imágenes que siempre nos hacen desear volver.

Aún me queda mucho por conocer de Asturias, pero he tenido la suerte de visitarla en varias ocasiones que me han permitido disfrutar de sus distintos paisajes, colores, sabores... que te dejan siempre con ganas de volver.

La fiesta oficial de la comunidad autónoma se celebra tal día como hoy, 8 de septiembre, festividad también de la Virgen de Covadonga, Día de Asturias desde 1984. Aquí mi pequeño homenaje con siete rincones inolvidables que me enamoraron de Asturias.

Los lagos de Covadonga

Por supuesto, la cueva y la basílica de Covadonga, donde hoy se llevarán a cabo buena parte de las celebraciones, dejan un recuerdo imborrable. Y antes, no podemos perdernos Cangas de Onís, indisolublemente unida al puente romano. Pero en esta ocasión me decanto por subir un poco más hacia un paisaje natural muy cercano, los lagos de Covadonga. En pleno Parque Nacional de los Picos de Europa podemos asomarnos a los lagos de Enol y Ercina, que nos dejan una imagen muy diferente entre nieblas, nieves o a pleno sol. Foto: Guillén Pérez en Flickr-CC.

El Elogio del Horizonte en Gijón

Elogio del Horizonte en Gijón

Ya os he hablado de este mirador al infinito Cantábrico, que los antiguos pobladores habrían visto como un colosal tributo a los dioses del mar y del cielo. Está claro que me enamoró, no solo la escultura de Chillida y sus imponentes 500 toneladas, también la extraña sensación de solitud a primeras horas de la mañana ascendiendo a este punto desde el maravilloso barrio de Cimavilla en Gijón y entre algunas de las mejores playas de Asturias. Y el poder bajo la escultura que atrae el sonido del mar como en un truco de magia. Foto: Dibus y Deabus en Flickr-CC.

La Catedral de "La Regenta" en Oviedo

Catedral de Oviedo y La Regenta

En Oviedo podemos quedarnos con sus plazas, sus terrazas, las sidrerías o el mirador que incluye la joya del prerrománico asturiano que es la iglesia de Santa María del Naranco. Pero como esta es una selección muy personal, me quedo con otra parada que tiene que ver con mi amor por la literatura y en concreto por la obra más famosa del asturiano Leopoldo Alas, "Clarín". "La Regenta" comienza y acaba en la catedral gótica de San Salvador (sin duda estamos ante uno de los mejores finales de la literatura de todos los tiempos) y por sus baldosas se han paseado algunos de los personajes más memorables de las letras universales. Cómo no, Ana Ozores tiene su propia escultura frente a la iglesia. Por allí me paseé. Foto: JJmenendez en Flickr-CC.

Cudillero, villa marinera con encanto

Cudillero Asturias

Cudillero es tal vez el pueblo costero más bonito de Asturias, con sus casas que parecen colgadas en vertical formando un anfiteatro de colores. Un pueblito de pescadores encastrado entre la montaña y el mar que cuenta con su propio dialecto, el pixueto. Por Cudillero nos encanta pasear, perdernos por sus estrechas escaleras o refugiarnos de la lluvia en algún lugar para degustar la comida regional. Foto: Jose Luis Cernadas Iglesias en Flickr-CC.

Senda del Oso, naturaleza viva

Senda del Oso Asturias

La Senda del Oso en el centro de Asturias es una ruta de 59 kilómetros construida sobre el trazado de un antiguo tren minero, utilizado para el transporte de carbón. Por el camino entre encinas, el valle de Teverga, los túneles del antiguo ferrocarril, el embalse de Valdemurio, el Museo Etnográfico de Quirós, la Casa del Oso y el Parque de la Prehistoria... No llegamos a ver las osas que se encuentran en el cercado, pero si por algo más me acuerdo de este paseo por la senda del oso es que fue enmarcado con la mejor fabada que he comido en mi vida en uno de los pueblos cercanos. Foto: Turismo Asturias.

Cabo de Peñas, tradición marinera

Cabo de Peñas Asturias

Volvemos junto al mar. El Cabo de Peñas es el punto más al septentrional de Asturias, un escenario de acantilados recortados y con el faro más importante y de más alcance de la costa asturiana, guía de navegantes. Puede que te cueste asomarte al mar, si el viento impulsa con fuerza como suele hacerlo por estos lares... Los dos municipios que integran esta comarca, Carreño y Gozón, son lugares de gran tradición marinera, y sus respectivas capitales, Candás y Luanco, son perfectas para conocer de cerca las más auténticas tradiciones en la cocina, la fiesta y la vida cotidiana asturiana. O para refugiarse del frío tomando una buena sidra. Foto: Oscar F. Hevia en Flickr-CC.

Avilés, villa medieval

Avilés

Cuando estuve en Avilés no existía el Centro Niemeyer, nueva cita cultural, pero tengo un recuerdo fabuloso del paseo por esta ciudad, villa medieval de Asturias, con un casco histórico declarado Conjunto Histórico Artístico. Sus calles porticadas, la calle Galiana, la calle de la Cámara y el mercado de abastos (donde adquirir deliciosos souvenirs para la vuelta a casa), la Plaza del Ayuntamiento y los Jardines del Palacio de Ferrera, el paseo de la ría... Te encantará perderte por la ciudad y sus alrededores. Foto: Michel Curi.

¡Feliz día de Asturias!

En Diario del viajero | La Comarca de la Sidra en Asturias, Las Caldas, un pueblo balneario de Asturias, Visita a la Cueva el Cares en Arenas de Cabrales - Asturias, Todo lo que necesitas saber para realizar el Descenso del Sella en Asturias

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio