La capilla de San Olav, una ermita noruega en Covarrubias

La capilla de San Olav, una ermita noruega en Covarrubias

Publicidad

Una de las curiosidades más interesantes en mis viajes en 2018, fue descubrir la Capilla de San Olav, una ermita noruega en Covarrubias, ya que entre paisajes castellanos y construcciones inolvidables, di con una Ermita situada en una colina cercana, en la que se da homenaje a la princesa Kristina de Noruega, que vino a Castilla a casarse con el Infante Felipe de Castilla, hermano de Alfonso X el Sabio.

Muchos os preguntaréis, ¿qué hacía una princesa noruega en la provincia de Burgos? Kristina, hija del rey Haakon IV nació en la ciudad de Bergen en 1234, y a su madurez, emprendió un viaje desde los fiordos a Valladolid para desposarse con el infante Felipe de Castilla, aspirante al trono del Sacro Imperio Romano Germánico.

Img 3510

En las Crónicas de Alfonso X hay constancia del pacto matrimonial que daría lugar a una relación directa entre Noruega y España. La boda tuvo lugar en Valladolid, en el año 1258. Tras la boda, la joven pareja inició su vida en común pretendiendo que fuera feliz y próspera.

La pretensión de la princesa noruega y el infante castellano no resultó y aunque lo intentaron, no fueron felices y la princesa nunca se adaptó a la vida en España. Tan solo 4 años después de su llegada a España, murió sin haber concebido hijos, cuando solo tenía 28 años y residía en Sevilla. Su marido el infante, dejó sus restos en un sepulcro de piedra, pero guardó su promesa de construirle una capilla dedicada al patrón de Noruega para conservarlos.

Aunque esta promesa quedó olvidada tras la prematura muerte del infante Felipe, con ella quedó olvidado también el sarcófago con los restos de Kristina. Posteriormente, cuando el sarcófago fue redescubierto a mediados de 1950, se relanzaron los lazos de amistad entre España y Noruega y entre otras acciones de diplomacia, se constituyó una Fundación Princesa Kristina de Noruega, que asumió el proyecto de construir la ermita prometida a la princesa por su marido.

La Ermita de San Olav

San Olvav

Desde principios de los años 2000, existe ya este edificio de arquitectura y diseño muy moderno, imitando la forma de un drakkar vikingo elaborado sobre todo en madera y acero laminado que es de los que dejan sin habla a quien lo visita por su peculiaridad, al margen de que pueda gustar más o menos a cada uno y de lo curioso de la historia que tiene detrás.

En abril de 2002 la Fundación Princesa Kristina de Noruega en colaboración con el Ayuntamiento de Covarrubias, la Escuela de Arquitectura de Oslo y la Escuela de Arquitectura de Valladolid, y la Real Embajada de Noruega en España, convocó un concurso para el diseño de una capilla en honor de Olav el Santo en Covarrubias (Burgos) España.

A la convocatoria, respondieron un total de 32 proyectos. El jurado, compuesto por renombrados arquitectos de ambos países, eligió entre los trabajos presentados el realizado por Pablo López Aguado y Jorge González Gallego, a quienes se adjudicó esta labor.

Altar

La doble función de capilla y espacio cultural que se pretendía, se ha solucionado de una manera útil en la que se ha tenido en cuenta el aprovechamiento del espacio. El edificio no sólo cumple la promesa realizada a la Princesa Kristina sino que incrementa el patrimonio de Covarrubias con una arquitectura de vanguardia y un atractivo turístico.

El edificio tiene un porche en madera donde sentarse cómodamente al sol en invierno y a la sombra en verano, como final de un paseo. Una gran puerta da acceso al espacio interior. El interior es en su totalidad de madera, incluidas las vigas de la estructura que forman parte del espacio. La luz ha sido estudiada al máximo.

San Olav

Dentro, en un austero estilo noruego, el espacio de la Iglesia está en una penumbra en la que los reflejos del sol ayudarán a crear un ambiente tranquilo y recogido. algunos muebles polivalentes, grandes espacios abiertos y luz que entra de forma intensa por los ventanales.

Torre

Al fondo destaca una gran torre campanario, que se pensaba en el proyecto haberla hecho accesible al público aunque de momento queda como una tarea sin finalizar, que remata la construcción de una ermita noruega dedicada a San Olav, sorprendente en mitad de la ancha Castilla.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio