Los carteles que iluminaron la Guerra Fría brillan de nuevo en The Neon Museum de Varsovia

Los carteles que iluminaron la Guerra Fría brillan de nuevo en The Neon Museum de Varsovia

Publicidad

En Diario del Viajero nos fascinan los museos curiosos, los que se salen un poco de lo común pero que dentro de sus paredes transmiten lo ocurrido en otra época. En una Europa dividida tras la Segunda Guerra Mundial en la que hasta las calles tenían un color diferente, todo se aprovechaba para hacer política y los carteles que iluminaron la Guerra fría y brillan de nuevo en The Neon Museum de Varsovia, nos ayudan a comprender muchas cosas.

Carteles recuperados de países del bloque oriental con los que los gobiernos comunistas intentaban dar una imagen de modernidad a través de lo que se denominó la neonización. Una Varsovia gris de la posguerra pasó a llenarse de luz con neones que copiaban en cierta manera el estilo occidental.

La colección permanente del Neon Museum de Varsovia recupera de una manera muy especial cientos de neones deslumbrantes y otros artefactos de electro-diseño, muchos de ellos creados por grandes artistas de la época, y responsables de la muy conocida Polish Poster School. Entrar en el museo es quedar fascinado por la inventiva y las características únicas de lo que no se consideraba un arte pero que nacido de como una revolución se consideró propaganda de estado.

Las luces de león dieron color a los tonos grises de la Varsovia de los años 50. La neonización iluminó comercios, hoteles, cines y edificios de las ciudades. Eran la vanguardia del diseño y una herramienta política. En la era post estalinista Varsovia quería salir de la oscuridad y entrar en la nómina de grandes ciudades europeas, buscando que que luciera un toque de modernidad entre tanto edificio regio y grandes avenidas. Todo estaba regulado no obstante: los colores, el tipo de letra y aspectos técnicos, pero el arte se creó igual.

Los artistas lo veían como un modo de expresión, los políticos lo consideraban una herramienta para dar imagen al mundo de ciudad moderna y cosmopolita. Poco a poco en los 70 fueron cayendo en el olvido y en los 90 muchos de ellos fueron destruidos por considerarse un terrible recuerdo de la época.

Despojados de todo significado político y recuperada su imagen de arte, y con una gran labor de recolección, el Museo del Neón abrió sus puertas en 2001 en una pequeña nave dentro de un recinto dedicado al diseño llamado Soho Factory. Es realmente una visita muy recomendable y una manera de aprender lo que pasaba en la época.

Imágenes | Instagram Neon Museum
En Diario del Viajero | Museos sorprendentes: el Museo de los collares de perro en Leeds
En Diario del Viajero | El Museo de la Muerte de Los Ángeles, una macabra visita

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio