Comer en París: bistrots, brasseries y otras formas de disfrutar de su gastronomía

Comer en París: bistrots, brasseries y otras formas de disfrutar de su gastronomía

Publicidad

Indudablemente, la gastronomía francesa tiene una fama merecida en todo el mundo y son muchos los que se dirigen a nuestro país vecino atraídos por esa motivación. Si pensáis viajar a la capital gala, os enseñamos las diferencias entre los distintos tipos de establecimientos de restauración para que sepáis qué esperar en cada uno. Comer en París: bistrots, brasseries y otras formas de disfrutar de su gastronomía.

En París hay más de cien restaurantes con estrellas Michelin y esa es siempre una opción segura para acertar, pero probablemente el presupuesto de la mayoría no permitirá hacer ese gasto. Por ese motivo, os queremos contar otras formas de comer en la capital francesa para que podáis disfrutar de su gastronomía con un presupuesto más ajustado al vuestro.

Comer en París

Cafe 2467737 1280

Comer en París es un gran placer y tenemos miles de posibilidades para disfrutar. Los restaurantes en París -y en el resto de Francia- tienen diferentes denominaciones y está bien saber distinguirlas y saber qué esperar en cada uno de ellos.

En qué se diferencian un restaurante de un bistrot o una brasserie

Veamos detenidamente las características de cada uno de estos tipos de establecimientos de hostelería.

a) Los "resto" o restaurantes

Restaurant 783093 1280

La palabra restaurante en París suele ser el equivalente a un lugar donde comer, abierto en determinados horarios y donde puedes comer cualquier tipo de comida, por ejemplo, americana, española, japonesa o peruana.

Los restaurantes y bares sirven almuerzos y cenas a horas fijas. Las horas pueden diferir, pero por lo general son de 12:00 a 1:30 y de 1.30 a 3:00 p.m. -dos turnos- para el almuerzo, y de 7:30 de la tarde hasta aproximadamente la medianoche para la cena.

Qué es un bistró o bistrot

Img 2326

Un bistró o bistrot es un restaurante de barrio de tipo informal que ofrece cocina típica francesa. Viene a ser nuestro concepto de casa de comidas. Suelen tener una terraza cubierta con lonas y plástico o con instalación de vidrio, y es un lugar donde en general podremos comer bastante bien.

Existen bistros de todo tipo y precio: pueden ser más o menos modernos, dependiendo de dónde se encuentren, y aunque un bistro suele ser discreto y un poco ruidoso, también encontraremos algunos muy exclusivos.

Las brasseries

Img 2334

Este otro tipo de establecimiento de hostelería suele tener una oferta gastronómica más amplia que los bistrot, tanto en horario como en carta. Normalmente, las brasseries sirven al público de forma ininterrumpida, durante todo el día, hasta a veces muy tarde en la noche y tienen un menú más grande, en el que encontraremos platos de la cocina tradicional francesa más tradicional.

En una brasserie, encontrarás profesionales sirviendo y atendiendo las mesas y por supuesto, habrá una carta o menú impreso, a diferencia del bistró, en el que no es habitual encontrar ni buen servicio ni un menú estable.

Las brasseries son restaurantes tradicionales para comer platos de cocina francesa tradicional. Aunque suelen ser algo informales, estos establecimientos son más caros que los bistrots. Sus clientes habituales son los trabajadores y hombres de negocios, no siendo idóneos para una cena romántica de pareja.

Otras formas de comer en París

Img 6041

Últimamente las creperies parecen haber brotado como las setas tras unos días de lluvia en el otoño. París -y otras ciudades francesas- están llenas de creperies, ya sea en formato de establecimiento fijo, o de kiosko o caseta donde nos las preparan en el momento.

Una guinguette es un cabaret típico de los suburbios parisinos que suele tener un restaurante y una pista de baile. Generalmente este tipo de establecimientos están situados en las orillas del río Sena y en ellos puedes comer o cenar por unos 40 euros por persona, incluyendo vino.

También se puede comer muy bien en los mercados y en las tiendas de ultramarinos y quesos que permiten comer en la propia tienda o te pueden entregar sus productos a domicilio, en casa o en el hotel.

Con todas estas posibilidades, ahora solo falta que planees un viaje a París y te lances a disfrutar de su rica gastronomía, sus productos y sus vinos.

En Diario del Viajero | Cómo sobrevivir a una visita a Disneyland París con niños (I)
En Diario del Viajero | Cómo sobrevivir a un viaje a Disneyland París (II) Los consejos prácticos

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio