Citas para fotografiar el otoño: Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Huesca

Citas para fotografiar el otoño: Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Huesca

Publicidad

Cuando parece que empieza a refrescar en algunos puntos de nuestra geografía y la lluvia nos visita de vez en cuando, nos trasladamos buscando un nuevo lugar fotogénico para disfrutar de la nueva estación. Hoy vamos al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Huesca, para fotografiar el otoño.

Uno de los parques nacionales más antiguos y más visitados, declarado Patrimonio de la Humanidad, el Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido está ubicado en el Pirineo oscense, íntegramente en la comarca del Sobrarbe, Aragón. Con mas de 15000 hectáreas de superficie, nos ofrece diferentes rutas y paisajes que oscilan entre los 700 y los 3500 metros de altitud.

El parque comprende los términos municipales de Bielsa, Fanlo, Puértolas, Tella-Sin, Torla-Ordesa y Broto. En esta época del año, para apreciar en todo su esplendor el cambio de color del hayedo, podemos sumergirnos en el valle de Ordesa desde el puente de los Navarros hasta las gradas de Soaso o adentrarnos en el cañon de Añisclo...

La posibilidades son variadas, porque allí, en sus cuatro valles y el macizo montañoso central, nos esperan algunos de los paisajes y pueblos más bonitos de los Pirineos.

Otoño en Parque Ordesa

Itinerarios en el Parque Nacional de Ordesa

El Parque se suele dividir para facilitar su comprensión y su visita en cinco sectores correspondientes a los cuatro valles que lo componen, junto al Monte Perdido. Estos son los itinerarios, cada uno de ellos con senderos y puntos de interés diversos:

  • Valle de Ordesa. Es un valle abierto y espacioso recorrido en toda su longitud por el río Arazas, hasta su confluencia en el Ara, presenta un claro origen glaciar.
  • Valle de Añisclo. Se trata de un valle angosto a través del cual busca su salida el río Bellós compitiendo con las murallas rocosas que le cierran el paso. Desde lo alto, la vista es impresionante.
  • Valle de Escuaín. Circos, lapiaces, simas y barrancos configuran la solana del macizo. Y los campos modelados por el hombre en armonía con la naturaleza.
  • Valle de Pineta. Sorprenden las Paredes de Pineta sobre los doce kilómetros del valle, los espesos bosques de pinos, abetos y hayas que cubren las laderas de los montes.
  • Monte Perdido. Cumbre del Parque, el Macizo del Monte Perdido es el macizo calcáreo más alto de Europa, con una altitud de 3.355 metros sobre el nivel del mar.
Rutas Ordesa

Podemos acceder al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido desde diferentes pueblos y detenernos en ellos para contemplar su arquitectura típica pirenaica, de piedra y tejados de pizarra.

  • Torla-Ordesa es una de las grandes puertas de acceso al Parque, junto al río Ara, para hacer la famosa ruta de la cascada Cola de Caballo.
  • Broto también está muy cerca, con impresionantes vistas, y además nos espera la impresionante cascada de Sorrosal.
  • Podemos realizar la ruta de las tres ermitas de Tella (un lugar "encantado", donde visitar su museo de la bruja).
  • Desde el precioso pueblo de Bielsa accedemos al parque por la ruta de las Cascadas de Cinca.
  • Cerca, Aínsa es una de las villas medievales más hermosas del mundo.

Como hemos visto, para adentrarnos en el Parque existen múltiples posibilidades de rutas, lineales o circulares, con diferentes niveles de dificultad, pero escojáis la que escojáis, en cualquier caso no olvidéis consultar la previsión meteorológica para no llevaros ninguna sorpresa desagradable.

En los distintos valles existen puntos de información y centros de visitantes que nos orientarán acerca de las posibilidades de recorrido, servicio de autobuses, posibles riesgos en carreteras, zonas montañosas y clima... Es muy conveniente su visita antes de iniciar la ruta para comprender mejor el Parque y tener mayor seguridad a la hora de movernos por él.

Flora y fauna del Parque Nacional de Ordesa

Flora y fauna Ordesa

La variedad de altitud y las variaciones climáticas debido a la orografía particular del territorio hacen que también podamos observar especies vegetales y animales muy numerosas y variadas.

La flora del Parque consta de 1400 especies, algunas exclusivas del Pirineo. En las partes más bajas encontramos vegetación mediterránea, submediterránea y la propia de las altas cumbres, alpina. Los bosques ocupan un 20% de la extensión del parque. Entre los 800-1700 metros de altura se encuentran numerosos bosques de hayas, abeto, pino royo, quejigo, tremolines, abedules, fresnos, sauces, avellanos... En las franjas superiores hasta los 2000 metros dominan el boj y el pino negro.

En los pastos de altura dominan las gramíneas festuca (sobre todo Festuca nigrescens y Festuca gautieri subsp. scoparia) y es una de las mejores zonas del Pirineo para ver la mítica flor de nieve, también conocida como edelweiss, que fue el símbolo del Parque Nacional y se encuentra protegida. Eso sí, tendremos que viajar en verano para ver esta extraña y resistente flor.

Cascada Ordesa

Con suerte, podremos ver también una muestra de la rica fauna del Parque, fruto de los diferentes hábitats que alberga y de su posición fronteriza entre la Europa Continental y la Mediterránea. Se han contabilizado unas 38 especies de mamíferos, 68 de aves nidificantes (sin contar las emigrantes), cinco de anfibios, ocho de reptiles y cinco de peces.

Algunas de las especies más llamativas de grandes mamíferos son: el rebeco (con unos 2.000 ejemplares), el corzo, el jabalí, el ciervo, o la diminuta población de oso pardo. También se halla una enorme variedad de pequeños mamíferos: nutrias, zorros, ginetas, marmotas, gatos monteses, garduñas, lirones, tejones, ardillas, ratones de campo, hurones...

Entre los anfibios, destacan la rana pirenaica o el tritón pirenaico. Si miramos al cielo, nos sorprenderá el quebrantahuesos (una de las aves más grandes del planeta), el urogallo, el águila real, el buitre negro, el milano, la lechuza de Tengmalm, el pito negro, pito real, pico dorsiblanco, cárabo, autillo, chotacabras, chochín, treparriscos, perdices...

Por descontado, estamos en zona protegida y no se puede alterar el entorno, por lo que podemos fotografiar lo que queramos, pero no coger ni dañar flora, minerales, animales... Puedes consultar toda la información actualizada y guías del visitante en la web del Ministerio.

Otoño Ordesa Naturaleza

Los ríos, las cascadas, los valles, los picos más allá de los 3000 metros, los glaciares, las praderas, los senderos, los acantilados, las alfombras de hojas, el calor de los pueblos circundantes... Muchas son las razones para acercarse a fotografiar el otoño en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Y crear un álbum inolvidable.

Citas para fotografiar el otoño

Más información | Mapama, Ordesa.net
Fotos | Abel Cerezuela Sanjulián, Robeck Photography, Otger!, ElGranCazador, ElGranCazador y calafellvalo en Flickr-CC
En Diario del viajero | Ruta de la Cola de Caballo: los impresionantes saltos de agua del Parque Nacional de Ordesa, Consejos para subir al Monte Perdido. Ruta de senderismo, Los glaciares franceses y el Valle del Bujaruelo

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio